de las Garantías Juveniles

España, el país de Europa con más ninis: OCDEDentro del Real Decreto-ley 8/2014, de 4 de julio, “de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia” (https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2014-7064) se establece entre decenas y decenas de medidas un “Sistema Nacional de Garantía Juvenil” con la finalidad de “favorecer la ocupación” de jóvenes de entre 16 y 25 años que ni estudian ni trabajan.

Sin entrar en el sesgo clasista de la conceptualización de lo que en los grandes partidos y en los medios generalistas denominan como “ni-ni”, este plan responde a los requisitos impuestos por la UE para acceder a los fondos de la Iniciativa de Empleo Juvenil. No es que el gobierno quiera finalizar con la demonización de los hijos e hijas de la clase trabajadora, sino que quiere poder acceder a los “1.887 millones de euros para la cofinanciación de gastos realizados en atención directa a jóvenes no ocupados y que no cursen estudios ni formación, a través de la Iniciativa de Empleo Juvenil y el Fondo Social Europeo.”

Continuando con el camino ya emprendido por el Gobierno, la medida estrella viene por la vía de la reducción de las aportaciones empresariales a la Tesorería General de la Seguridad Social. Es decir, una reducción de impuestos a los empleadores y las empleadoras. Se establece una bonificación mensual de 300 euros, durante seis meses (como máximo) por contratar a quienes estén inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Para redondear esta medida es compatible con la “tarifa plana“. La idea de que el empleo no aumenta en España debido a los impuestos y a la seguridad social tiene en este tipo de medidas su gran test. No paran de realizar estas medidas pero el empleo no aumenta, aumentando tan solo las deudas de la Seguridad Social. En la exposición de motivos de estas nuevas medidas se llega a plantear la posibilidad de que existan trabajadores con coste empresarial cero combinando estas bonificaciones con las bonificaciones de la citada “tarifa plana“. El paraíso de los liberales y la derecha: los hijos y las hijas de la clase trabajadora del siglo XXI pueden ser contratados sin tener que pagar impuestos por ellos y ellas.

Si la garantía a la juventud viene por bonificar su contratación esperemos sentados…

 

 

Esta entrada fue publicada en laboral y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *