Cálculo de la indemnización y efecto llamada

despido

Según leemos en la noticia del diario “Expansión” el Tribunal Supremos “abarata el despido y corrige su criterio en línea con la reforma laboral”, interesante titular que lo que viene a decir a es que el citado Tribunal se ha autocorregido y ha elaborado otra jurisprudencia diferente a la de su sentencia de 29 de septiembre de 2014.

La discordia se encuentra en la formula del cónputo de los días de indemnización de 45 días de salario por año de servicio, con un tope de 42 meses para los contratos con periodos anteriories al 12 de febrero de 2012 y de 33 días de salario por año de servicio después de esta fecha.

La citada sentencia de 29/09/2014 decía que

En el ámbito de la censura jurídica, denuncian las recurrentes la infracción de la Disposición Transitoria 5ª.2 del Real Decreto ley 3/2012 de 10 de febrero al haber aplicado la sentencia recurrida en el cálculo de las indemnizaciones de ambas demandantes el límite de 720 días en el cálculo de la indemnización, sin diferenciar la extensión de los periodos trabajadoras antes y después de la reforma operada en virtud del citado Real Decreto Ley.

Ciertamente, tal como adelantábamos al examinar la contradicción, la sentencia en su fundamento de Derecho tercero reproduce con acierto los términos de la reforma normativa, para después establecer en ambos casos un límite indemnizatorio de 720 días.

Partiendo de los límites temporales no discutidos en cuanto a fecha inicial de antigüedad y la del despido, los parámetros a tener en cuenta para Dª Camino son los siguientes: 18 de marzo de 1980 y 18 de octubre de 2012, la antigüedad alcanzada el 11 de febrero de 2012 es de 31 años y once meses, lo que arroja una cifra de 1436 días significando tanto la superación del límite de 720 días antes de la entrada en vigor del R.D.L. 3/2012 de 10 de febrero, lo que le permite acceder al límite de 42 mensualidades, como inclusive estesegundo límite aun sin computar el breve tiempo transcurrido desde el 12-2-2012 hasta la fecha del despido, 18-10-2012. En definitiva y sentadas las bases jurídicas de cálculo, respetando las operaciones aritméticas efectuadas en el recurso, la indemnización a satisfacer asciende a 58.035 euros, descontando lo que hubiera percibido de la demandada”

Así esta sentencia rompía con los calculos que se trataban de imponer tras la reforma laboral de 2012 y que para el diario Expansión “Este fallo ha causado preocupación en las empresas, y los jueces ya están aplicándolo“, contrastan que no se indiquen que la sentencia genera ilusión en plantillas y trabajadores y trabajadoras, pues la reforma laboral supuso para las mismas una cercenación de sus derechos y expectativas que tenían antes de la reforma. Para el diario, no solo la senteica del septiembre de 2014 generó preocupación, sino que además generó “mucha litigiosidad ante el efecto llamada que supone para los trabajadores despedidos con antigüedad superior a la entrada en vigor de la reforma laboral. ” Ya sabemos, existen ahora dos efectos llamadas, la de los migrantes que vienen a Europa por las gloriosas condiciones que vivimos aquí y el efecto llamada de los trabajadores por sus despidos y la cuantía indemnizatoria.

El diario económico considera “efecto llamada” a demandar tras un despido. En esta misma semana hemos visto como “la CEOE sugiere a los jueces que dicten menos sentencias favorables al trabajador” y así las cosas es que tenemos que rearmarnos porque vienen curvas peligrosas, porque entre el efecto llamada, y la CEOE pidiendo sentencias favorables, terminaremos por tener que pagar por haber sido despidos o despedidas.

Ahora, según el diario Expansión dos sentencias de Antonio Sempere, aclaran, que cuando un trabajador haya superado los 720 días de tope de la reforma el 12 de febrero de 2012, ya no podrá generar más indemnización a partir de esa fecha. Ya podrán dormir más tranquilos por el fin del efecto llamada

 

Esta entrada fue publicada en laboral y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *