tres de cada diez los contratos temporales inferiores a 7 días

precariedadSegún pública la UGT en su web tres de cada diez contratos temporales tiene una duración igual o inferior a una semana. La central sindical ha realizado un análisis de los contratos registrados en los Servicios Públicos de Empleo en el mes de marzo de 2016, de donde extraen que “más del 90% del total tiene carácter temporal” y que entre ellos  “la proporción de contratos que se firman para un máximo de 7 días (de muy corta o mínima duración)” asciende a “casi el 30%” , “una modalidad de contrato que ha ganado peso desde el inicio de la crisis (8 puntos desde 2009) y que afecta en mayor medida a mujeres y jóvenes”.

Como no puede ser de otra forma, esta situación de estabilización en el aumento de la creación de empleo temporal lastra las cuentas de la Seguridad Social que según informaba la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) “es el principal factor que está empujando a España a incumplir el objetivo de déficit”, según recogía el duario El Mundo.

La ausencia de creación de contratos estables y la constante bonificación de las cotizaciones a la seguridad social forma parte de este aumento del déficit de la Seguridad Social que ha sido del 1,26% frente a unas previsiones del 0,6%

Tantos años hablando de que los costes de contratación de los trabajadores y las trabajadoras son los que impiden la contratación indefinida ha llevado a los últimos gobiernos -a todos- a crear constantes descuentos por vía de reducciones, exenciones o bonificaciones. Esto sumado la temporalidad, forma parte de una muerte anunciada y de una victoria de la lucha de clases por parte del empresariado. La debilidad de la seguridad social es la debilidad de la clase trabajadora.

El desempleo y la temporalidad se estabilizan y con ello la Seguridad Social se debilita, poniendo en peligro las prestaciones, una ecuación que lleva a un aminoramiento importante de la capacidad negociadora de los trabajadores y las trabajadoras en el llamado “mercado laboral”.

 

Esta entrada fue publicada en laboral y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *