marcos de debate

Dentro de las muchas ideas preconcebidas que existen en el mundo de las relaciones laborales está el alto número de contratos existentes que hay que reducir.

En 2014, la fundación FAES realizaba una serie de recomendaciones entre las que se encontraba la siguiente: “se recomienda ahondar en el proceso de simplificación contractual, que elimine figuras contractuales y bonificaciones con las que a lo largo de los años se ha querido privilegiar a determinados segmentos poblacionales y colectivos y avanzar hacia la igualación de todos los costes de despidos (…)“. En una línea similar Rosell decía que la CEOE ha planteado a los sucesivos gobiernos “que es necesario reducir el número de contratos en España, donde hay 41 modalidades actualmente (…) A su juicio, debería haber cuatro o cinco modalidades de contratación con bonificación o sin ella y que se debería dejarlos funcionar durante un tiempo para ver cómo funciona el sistema “. El recientemente presentado informe del BBVA también anima esta reducción de contratos, “la reducción del número de modalidades de contratación, según los economistas del BBVA, se complementaría con un “sistema mixto” de indemnización en caso de despido o de finalización del contrato” explicaba explicaba el diario elconfidencial.

La Unión Europea también se sumaba a esta reclamación de la reducción de contratos. El diario El Pais decía queBruselas vuelve a poner deberes a España para afrontar una “elevadísima” tasa de paro. Y comienza por recomendar reducir la “segmentación del de trabajo en aras de la calidad y sostenibilidad del empleo”. Es decir, reducir las diferencias entre temporales y fijos. Para ello la Comisión le pide al Gobierno que reduzca “el número de tipos de contrato”“. El PSOE no podía faltar a esta cita de la reducción de contratos cuando nos informaban que “Pedro Sánchez promete reducir el número de tipos de contratos“.

La idea de muchos y muchas es que ese alto número de contratos dificulta al pequeño empresario y emprendedor que se tiene que enfrentar con una burocracia imposible cuando lo que quiere es crear riqueza y empleo. Una idea que cala a fondo. En el acuerdo ente el PSOE y Ciudadanos para intentar formar gobierno se reducía el numero de contratos temporales creando uno solo que pasaba a llamarse contrato estable y progresivo econ un máximo de dos años.

Tanto ha calado que en el acuerdo entre Podemos e IU también se reducen los contratos temporales. A tal punto llega esa necesidad preconcebida de la reducción de contratos que en su explicación se dice literalmente que “se establecerá un contrato único temporal (en lugar del contrato estable y progresivo) que establecerá las causas que justifiquen la utilización de ese modelo de contrato.” En el acuerdo se menciona la propuesta del PSOE y Ciudadanos para explicarlo cuestión que ha generado no poca confusión teniendo que ser explicado por el responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez: “consiste en eliminar todas estas especificidades y dejar un solo formato de contrato temporal. ¿Por qué? Para tratar de evitar el fraude que se esconde especialmente detrás de algunos de estos modelos, explica“.

Sin perjuicio de la propuesta en si misma considerada, este contrato único temporal parece sacado de unos de los ejemplos de Lakoff y su famoso “no pienses en un elefante“. No aparecía en ninguno de los programas previos de ambas organizaciones y en su explicación se contrapone a la propuesta de otros dos partidos que lo proponían, supuestamente, como contrapeso al llamado contrato único que tanto proponen FEDEA, FAES, CEOE, PP , CIUDADANOS etc.

Entrar en el marco de debate puesto por otros no siempre es buena idea y en muchas ocasiones supone entrar a reconocer como ciertos cosas que no lo son, pero que en los pensamientos de muchas personas si lo son -y no de casualidad-. ¿Hay muchos contratos? depende, pero ni mucho menos su existencia por si misma explica el desempleo, o el fraude. Con la misma o similar legislacion de contratación temporal e indefinida y bonificaciones sociales hemos tenido tasas de empleo y desempleo altísimas. No está necesariamente conectada la temporalidad y el desempleo con la legislación, sino más bien con el modelo productivo y los ciclos económicos. El modelo de contrato por si mismo no explica ni el fraude ni el desempleo, lo que si que es seguro es que las propuestas de reforma existentes no se realizan en beneficio de los trabajadores y trabajadoras y las personas desempleadas.

De las propuestas de IU y Podemos en materia laboral hablabamos aqui: El derecho al trabajo no tendrá centralidad en los acuerdos de Gobierno

 

Esta entrada fue publicada en laboral. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *