A vueltas con las prestaciones de la Seguridad Social

No hace nada de tiempo que nos despertábamos con la noticia de que ya tenemos más muertos que nacidos por primera vez desde hace 75 años. Un tema demográfico que viene que ni pintado ya que paralelamente se nos dice que el Gobierno usa 8.700 millones del Fondo de Reserva para pagar las pensiones, y que en consecuencia ya solo quedan en la “hucha” 25.176 millones de euros.

Dos fabulosas noticias que lubrican perfectamente lo que será un debate sobre el “fortalecimiento de nuestro sistema de pensiones” que no es otra cosa que un eufemismo sobre el recorte de las pensiones. A este efecto lubricante se le suma la astronómica cifra de que en el mes de Junio la Seguridad Social gastó 8.491 millones al pago de pensiones (pensiones de jubilación 5966,4, pensiones de viudadedad, 1504, orfandaz 127,8, incapacidades 872,2).

Lo que nos dicen que es un problema de “gastos”, debemos considerarlo también como un problema de ingresos. Hace casi un año que el Gobierno nos decían que este año se ingresaría 2100 millones menos en 2016 por las bonificaciones sociales, todo ello para menorar la empleabilidad en un país con las tasas de paro más alta de Europa.

No es solo un problema de aumento del gasto sumado al descenso de la demografía, sino que también la política de la flexibilidad, la temporalidad, el “emprendimiento” y las bonificaciones han mermado los ingresos, y todo ello para aumentar el margen de beneficio de las empresas. ¿Están en riesgo las pensiones o por el contrario estamos perdiendo la lucha de clases?

Esta entrada fue publicada en laboral y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *